Las relaciones oficiales entre Costa Rica y Venezuela se iniciaron en el año 1858, mediante el intercambio de notas autógrafas entre los distintos gobernantes de estas naciones. El primer agente diplomático de Venezuela en Costa Rica fue Rafael Villavicencio, reconocido como Ministro Plenipotenciario el 23 de diciembre de 1891, quien firmó el 15 de enero de 1892 la convención León Páez-Villavicencio, primer acuerdo bilateral entre ambos países.

El primer agente diplomático de Costa Rica acreditado en Venezuela fue el Embajador de Carrera Don José Pablo Quirós Quirós, Embajador en Bogotá, nombrado Ministro Plenipotenciario concurrente en Caracas en 1954.

A lo largo de los años la relación entre ambos países ha estado enmarcada dentro de un ambiente recíproco de cordialidad y cooperación, desarrollando acuerdos bilaterales con los que se ha logrado construir y progresar de forma positiva en las relaciones entre ambas naciones.

Costa Rica y Venezuela han desarrollado diversos tratados bilaterales en materia de inversión y desarrollo comercial, con particular énfasis en materia energética. De igual forma, ambas naciones han ratificado un importante número de tratados multilaterales en el hemisferio en áreas sociales y culturales.

El gobierno costarricense en todo momento apoyó la lucha democrática en las distintas etapas de los procesos venezolanos, acogiendo desde 1928 hasta la presente fecha, (2.020), a distintos líderes políticos democráticos como Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, Carlos Andrés Pérez, entre otros, quienes hallaron en este noble país el Asilo Político que en ese entonces necesitaban, fortaleciendo con ello los ideales políticos existentes entre ambas naciones. Dichos personajes lograron en esta tierra de paz, aguardar el tiempo necesario para ver cómo se consolidaban sus sueños de poder alcanzar una Venezuela libre y democrática.

Venezuela por su parte, también cooperó con el fortalecimiento de las bases democráticas costarricenses en diversos períodos históricos. En el año 1948 otorgó asilo diplomático al presidente electo Otilio Ulate y en su oportunidad se reconoció a la Junta Revolucionaria de 1.948, fortaleciendo aún más ese reconocimiento cuando fue llamada para regir el destino de Costa Rica.

Desde finales de los años cincuenta en adelante, las relaciones binacionales se enfocaron en dirigir y alcanzar los procesos de paz para garantizar la estabilidad política de la agitada Centroamérica. Costa Rica siempre ha liderado la defensa de los derechos humanos y la promoción pacífica de la democracia, y en ello Venezuela siempre le ha demostrado su apoyo.

La mejor muestra fue en los años setenta, cuando en los principios consagrados en la Declaración Conjunta del año 1978, se evidencia el compromiso de la República de Venezuela en asistir militarmente a la República de Costa Rica en caso de que su soberanía territorial corriera peligro de ser vulnerada por fuerzas extranjeras, como se evidenció en esa época con las amenazas del país vecino, Nicaragua, siendo necesaria la presencia de las Fuerzas Armadas Venezolanas, y las advertencias de los Gobernantes de turno para que los mandatarios nicaragüenses desistieran de sus intenciones malsanas. Quedando como un vivo ejemplo de solidaridad y cooperación, considerado como el hecho más significativo en toda la historia latinoamericana, demostrada por los Gobiernos de Venezuela, cuando ni Somoza ni los comandantes sandinistas se atrevieron a cruzar el río que une Costa Rica y Nicaragua, aunque ambos sabían que la capacidad de fuego de la Guardia Civil costarricense era de menos de 5 minutos y que los tanques nicaragüenses militarmente tenían vía libre hacia el Valle Central. Los aviones venezolanos y las advertencias de los presidentes Carlos Andrés Pérez, Luis Herrera Campíns y Jaime Lusinchi hicieron la diferencia, dejaron una muestra clara de lo que debe llamarse solidaridad y cooperación democrática.

Es por estas razones que los lazos y alianzas existentes entre estas dos naciones se consolida en bases firmes e indelebles donde Venezuela jugó un papel protagónico en el apoyo ante todas las instancias multilaterales en la búsqueda de la paz para la región.

A partir de los años 80 Venezuela y Costa Rica celebraron tratados económicos y comerciales, con especial énfasis en la cooperación energética, con miras a ayudar a la región en la disminución de la pobreza que conllevara a la eliminación de la subversión e inestabilidad.

Desde febrero de 2019 la nueva representación diplomática designada por el Presidente (E) Juan Gerardo Guaidó Márquez, fue inmediatamente reconocida por el gobierno costarricense. La República Bolivariana de Venezuela a través de la noble cooperación de la República de Costa Rica agradece el fortalecimiento de los cimientos democráticos que se reconstruyen de manera conjunta, así como la ayuda y el apoyo que ahora (2.020) se brinda a los ciudadanos venezolanos que requieren asistencia migratoria, consular y social.

Sistema de Gestión Consular Virtual
Es importante que adjunte imágenes legibles de sus documentos (Campos Obligatorios) y así lograr optimizar su atención consular. SOLICITUD DE TRÁMITES CONSULARES
RECORDATORIO
Seleccione su Correo de Costa Rica más cercano 📪 para el retiro de su Trámite Consular a partir de las 9:00 am en adelante
Luego de recibir su número de guía, usted puede retirar su Documentación 📧 en la sucursal respectiva, deberá cancelar de contado el valor del envío
Los envíos permanecerán máximo 5 días hábiles en la sucursal para su retiro, si no retira su documentación en ese periodo de tiempo, se anulará automáticamente su trámite consular y se recargará una penalidad de envío 📦 a su nueva solicitud.